Deterioro tanques

El deterioro de los tanques de almacenamiento de productos petrolíferos líquidos

Sabemos por experiencia propia y de otros colegas del sector que, prácticamente, 3 de cada 10 tanques enterrados no pasan las pruebas periódicas de estanquidad porque tienen defectos.

Hace uno tiempo, uno de los oficiales más preparados que conozco manifestaba su sorpresa por los problemas que veía que tienen los tanques de los PPL`s cuando su experiencia con los depósitos enterrados de propano no es así, sino que es excepcional que un depósito tenga defectos.

¿Cuáles son pues las razones de que haya estas diferencias? Veamos:

La diferencia fundamental entre los depósitos para gases combustibles y los tanques de PPL`s son que los primeros trabajan a presión y los segundos son atmosféricos. Como consecuencia los tanques atmosféricos tienen condensaciones de agua además de entradas también de agua por las bocas de hombre emplazadas en arquetas incorrectamente mantenidas.

Estas aguas se acumulan en la parte inferior de los tanques y, además, activan su poder oxidante ayudadas por los lodos de hidrocarburos que favorecen los grupos hidroxilos (HO )

Estas circunstancias son las que hacen que la parte inferior de los tanques presente un mayor deterioro por corrosión que el resto de las paredes del mismo y que los depósitos de propano, por el contrario, estén en buenas condiciones.

Ahora bien, una vez que hemos detectado el problema, lo razonable es aplicar las soluciones. Vamos a ello:

1º) Realizar un mantenimiento preventivo de los tanques que incluya:

  • Velar por el correcto estado de estanquidad de las bocas de hombre y de limpieza de las arquetas
  • Comprobar periódicamente la ausencia de agua en el fondo de los tanques y, caso de que haya, extraerla
  • Limpiar periódicamente los tanques y comprobar el correcto estado de sus paredes

 

2º) Aprovechar, la 1ª ocasión que haya, para recubrir la pared interior con un recubrimiento protector

En PPRT estamos aplicando un plan de MANTENIMIENTOS PREVENTIVOS a los tanques con un COSTE CERO puesto que repartimos los costes de los trabajos de las Revisiones e Inspecciones Periódicas Reglamentarias entre los años que median entre estas y, de este modo hacemos que las revisiones e inspecciones periódicas sean una acción rutinaria.

Quiero hacer una última observación que creo muy importante:

Existe una cultura que entiende que los tanques de doble pared no necesitan ninguna atención más allá del control de la estanquidad de la cámara intersticial. Este criterio es un error por lo siguiente:

1º) Porque en estos tanques es frecuente que se produzca el mismo deterioro comentado por acumulaciones de agua y del efecto de corrosión de ésta llegando finalmente a romper por la pared interior

2º) Porque la pasada década 2000 a 2010 se instalaron un buen número de tanques formalmente de “doble pared” que, actualmente, no se ajustan al estándar de seguridad que esta denominación exige

En consecuencia, aconsejo seguir la máxima: Es mejor prevenir que curar, y, además, es más económico siempre.

Compartir esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email